Análisis del balance de una empresa

Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on telegram
Telegram
Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp

En la anterior entrada definíamos los componentes del balance de situación de una empresa. En este caso, vamos a aprender cómo podemos analizar estos datos utilizando ciertos ratios y un método que ya conocemos y que hemos presentado anteriormente en esta entrada, la relativización.

Relativización del balance

Al igual que hacíamos con la cuenta de resultados, la intención aquí es ver los datos de forma relativa. Para ello vamos a coger todos los activos y dividir cada cuenta por el total de activos. De este modo, podremos ver y comparar mejor los datos, teniendo una visión más objetiva.

EMPRESA A
Efectivo2500
Cuentas por cobrar4000
Inventario5500
Total activos corrientes12000
PPE40000
Goodwill2000
Total activos66000
Ejemplo con datos absolutos
EMPRESA A
Efectivo4%
Cuentas por cobrar6%
Inventario8%
Total activos corrientes18%
PPE61%
Goodwill3%
Total activos100%
Ejemplo con datos relativos

Este sencillo proceso nos puede facilitar mucho sobre todo a la hora de comparar 2 empresas, o la misma empresas en distintos periodos de tiempo.

Haríamos lo mismo con los pasivos, pero en este caso dividiríamos todas las cuentas por el total de pasivos.

EMPRESA A
Pasivos corrientes10000
Pasivos no corrientes40000
Total pasivos50000
Ejemplo con datos absolutos
EMPRESA A
Pasivos corrientes20%
Pasivos no corrientes80%
Total pasivos100%
Ejemplo con datos relativos

Con estos ratios ya podemos sacar algunas conclusiones sobre la situación financiera de la empresa. Podemos ver por ejemplo, que la gran mayoría de sus pasivos son a largo plazo, por lo que en principio no debería tener problemas de solvencia.

Sin embargo, no es suficiente con esto por lo que necesitamos hacer algunos pequeños cálculos más para poder hacer un correcto análisis del balance.

Ratios de liquidez

Para poder analizar más en detalle la liquidez de una empresa, vamos a utilizar los siguientes ratios:

  • Current ratio: Este ratio es digamos el que “peor” mide la liquidez de una empresa. Si recordáis de la entrada anterior, los activos estaban ordenados en el balance en función de su liquidez. Bien, pues en este caso estamos dividiendo el total de activos corrientes (incluyendo por tanto aquellos menos líquidos) entre el total de pasivos corrientes. La formula sería la siguiente:

Current Ratio = Activos Corrientes / Pasivos Corrientes

  • Quick ratio (o también conocido como test de acidez): En este caso excluimos el activo corriente menos líquido, el inventario. De forma que estamos calculando con mayor precisión la liquidez real de la empresa. La fórmula es la siguiente:

Quick Ratio = (Activos Corrientes – Inventarios) / Pasivos Corrientes

ó

Quick Ratio = (Efectivo + Valores Negociables + Cuentas por cobrar) / Pasivos Corrientes

  • Cash ratio: Este es el ratio que “mejor” mide la liquidez de una empresa. En él se incluyen tan solo aquellos activos más líquidos, es decir, el efectivo y los valores negociables. Su fórmula es, por tanto:

Cash Ratio = (Activos Corrientes – Inventarios – Cuentas por cobrar) / Pasivos Corrientes

ó

Cash Ratio = (Efectivo + Valores Negociables) / Pasivos Corrientes

Estos tres ratios junto con el balance relativizado nos será más que suficiente para poder analizar la liquidez de una empresa. Lo ideal es que estos ratios los comparemos siempre con empresas de su competencia y, evidentemente, cuanto mayor sean mejor ya que supondrá que los pasivos son inferiores (relativamente) a los activos. Una buena idea podría ser (si disponemos de esos datos) relativizar nuestro balance pero en lugar de con nuestros activos y pasivos totales, con los activos y pasivos totales medios del sector.

Ratios de solvencia

  • Long-Term-Debt-To-Equity: Aunque pueda resultar complicado para algunos entenderlo así, este ratio relaciona los pasivos no corrientes con el patrimonio neto. Recuerda que el patrimonio neto lo podíamos calcular como la diferencia entre los activos y los pasivos. Este ratio nos permitirá ver mejor la magnitud de su deuda. Es importante que entendamos perfectamente el balance para poder hacer una correcta interpretación de este ratio. Para empezar, el patrimonio neto será mayor cuanto más superiores sean los activos de los pasivos. Por ejemplo, si yo me compro una casa por 100.000 € pidiendo un préstamo de 100.000 €, mi “patrimonio neto” o lo que me correspondería a mí como inversor sería 0. En cambio, a medida que vaya cancelando el préstamo mi patrimonio neto irá acercándose a esos 100.000 € que poseo. Por tanto, es importante que este ratio sea lo más bajo posible para indicar bajos niveles de endeudamiento. La fórmula sería la siguiente:

Long-Term-Debt-To-Equity = Total Pasivos No Corrientes / Patrimonio Neto

  • Total-Debt-To-Equiy: Este ratio sería más general, incluyendo también nuestros pasivos corrientes. Suele usarse más el primero, ya que los pasivos corrientes ya los estamos analizando con los ratios de liquidez precisamente porque afectan más a la disposición de dinero inmediata. Si lo que queremos analizar es la solvencia, es decir, la capacidad de la empresa de hacer frente a sus obligaciones independientemente del plazo, deberíamos centrarnos más en la deuda a largo plazo (ya que suele ser la que mayor peso tiene en nuestros pasivos). La formula es la siguiente:

Total-Debt-To-Equity = Total Pasivos / Patrimonio Neto

  • Financial leverage: Este ratio mide el apalancamiento financiero de la empresa. Apalancarse consiste en digamos ayudarnos para mover algo, en nuestro caso el apalancamiento financiero significa ayudarnos para aumentar nuestro dinero o nuestra inversión. Generalmente este apalancamiento suele ser deuda por lo que para calcularlo simplemente dividiremos el total de activos entre el patrimonio neto. De esta forma, una empresa que no tenga nada de deuda, es decir que no esté apalancada tendrá la misma cantidad de activos que de patrimonio neto y por tanto el ratio será del 100%. En cambio una empresa que tenga mucha deuda tendrá un menor ratio. La formula es la siguiente:

Financial Leverage = Total Activos / Patrimonio Neto

Estos serían los principales ratios que podemos obtener del balance de situación de una empresa. Sin embargo, hablaremos más adelante de los principales ratios que se suelen utilizar para analizar una empresa. Antes de eso, veremos en las próximas entradas todo lo necesario sobre el estado de flujos de caja y su análisis así como hemos hecho con la cuenta de pérdidas y ganancias y con el balance.

Conclusión

El lector deberá ser capaz de:

  1. Saber analizar de forma relativa el balance de una empresa.
  2. Entender los diferentes ratios de liquidez y saber calcularlos y analizarlos.
  3. Entender los diferentes ratios de solvencia y saber calcularlos y analizarlos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *