Características de un algoritmo y sistemas informáticos

Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on telegram
Telegram
Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp

Anteriormente vimos que era un algoritmo y para recordar fácilmente su definición y aplicación hicimos referencia a que son una serie de pasos para resolver un problema. Pero, existe una serie de propiedades o características de algoritmos que son recomendadas tener en cuenta a hora de pensar en diseñar nuestros propios algoritmos.

Que aunque parezca algo totalmente ajeno a nosotros, en realidad, lo hacemos todo el tiempo a través de hábitos bien arraigados desde nuestra niñez. Cómo lavarse los dientes antes de acostarse o prepararse un café al levantarse. Pero claro, obviamente no somos conscientes todo el tiempo de que primero hay que poner la pasta dental en el cepillo, y luego cepillarse los dientes. Simplemente lo hacemos en ese orden, porque estamos condicionados mediante el hábito!.

Esto nos está diciendo que aún sin percatarnos, existen ciertas características que determinan que una serie de pasos sea un algoritmo..

Veamos entonces las características de los algoritmos:

Preciso

El algoritmo debe ser preciso y ser expresado en forma de pasos ordenados de manera que estos puedan ser interpretados claramente.

Definido

Que un algoritmo sea definido significa que tras implementarlo numerosas veces el resultado debe ser él mismo.

Finito

Un algoritmo con una serie de pasos infinitos podría incurrir que quien lo implemente nunca llegue al resultado y por ende, podríamos no estar hablando de un algoritmo. Es por ello, que un algoritmo debe ser finito, es decir, tener un fin y conseguir el resultado deseado. O “acabaría cepillándome los dientes eternamente”.

Estas tres características de algoritmos deben estar presente en cualquier algoritmo para poder ser denominado como tal.

Algoritmos como sistemas de información

Debemos también  pensar en un algoritmo como un sistema de información que recibe una entrada y mediante un proceso es capaz de brindarnos un salida.

Cuya entrada se suele relacionar a los datos de un problema, estadísticas, o simplemente algún tipo de dato que será de utilidad para el proceso cuya ejecución nos retornará el resultado.

El proceso (algoritmo o conjunto de estos), debe, como dijimos anteriormente estar concretamente definido, ser preciso y finito. Finalmente la salida debe poder ser interpretada por el usuario o administrador del sistema como tal.

El mundo de los algoritmos es maravilloso y apasionante debido a que puede darse a lo largo y ancho del tiempo y el espacio y hay quienes ni siquiera se percatan, de que prácticamente viven rodeados de algoritmos, pero quizás no saben que lo son.

Los algoritmos nos permitirán diseñar sistemas, los cuales son un conjunto de elementos relacionados entre sí que funcionan como un todo con un fin en común.

Sistemas informáticos

Déjame antes de desarrollar los conceptos de sistemas informáticos darte una pista de su poder:

Actualmente muchas personas navegan a diario en las redes sociales como Facebook, Instagram, Twitter, y demás. Siendo que son simplemente un sistema informático que nos permite relacionarnos entre otras cosas. A la hora de diseñarlos y programarlos aplicaron lo que en psicología se llama “el refuerzo positivo”.

Cuando navegas en estas redes, notarás que te haces adicto a mover el dedo en la pantalla del móvil, o el scroll en el ordenador. Subes fotos o compartes experiencias y ante la aprobación social tu cerebro incrementa la producción de serotonina con cada “me gusta” y con cada nueva pasada del dedo obtienes más y más “alegría”.. Y las empresas, más y más ganancias..

Las finanzas, los algoritmos, las matemáticas, la administración tienen un gran peso respecto a los objetivos personales, todos en algún momento pasamos de ser niños y pensar en el último juguete de moda, a tener un emprendimiento o un empleo para conseguir un mejor carro o formar y sostener una familia. Por supuesto a veces disfrutamos y también nos frustramos a lo largo del camino, pero.. Si piensas un poco..

¿Has planificado tus objetivos y los pasos para alcanzarlos?. Alguna vez te pusiste a “analizar” tu día a día, o te has preguntado ¿cómo podría ser más productivo?, ¿cómo ganar más dinero en menos tiempo?, ¿cómo disfrutar de verdad el tiempo restante?. ¿Y si lo planificamos, optimizamos y automatizamos?

Todo ello y más, está en el poder de los algoritmos, su uso, optimización y automatización.

Ese poder, que puede ser expresado como la solución a la mayoría de problemas, puede ser repetida, programada, compartida, retroalimentada como información gracias a los algoritmos.

Y no es aquí y ahora solamente que debemos ser conscientes de este poder, sino desde la prehistoria el avance tecnológico, la producción, la industrialización, y todo lo que al hombre le rodea ha ido perfeccionándose con el tiempo junto a la elaboración y optimización de los algoritmos y sistemas para hacer todo más rápido, en mayor cantidad, de mejor calidad, con menor esfuerzo y utilizando menos recursos.

Estos algoritmos conforman un “sistema informático” cuando interactúan, almacenan y procesan información y están conformados por software, hardware y personal.

Podemos decir entonces que uno o más algoritmos se convierte en sistema de información cuando su fin es procesar información, y si además lo hacen recurriendo a software, hardware y personas hablamos ya de un sistema informático.

Un algoritmo se convierte en un sistema informático cuando es diseñado con el fin de administrar y procesar información pertinente para resolver un problema mediante la obtención de un resultado o salida utilizando el software y el hardware como medio de interacción y procesamiento.

Entonces acabamos de conocer las características de los algoritmos, el concepto de sistema de información y sistema informático así como los beneficios que presentan su uso, comprensión y utilización.

Para llegar a desarrollar un sistema informático que nos permita procesar datos e información debemos primero aprender a elaborar los algoritmos que trabajarán con ella para finalmente traducirlos a un lenguaje comprensible para los seres humanos y también obviamente para el ordenador.

Y eso es en lo que nos vamos a enfocar en la siguiente entrada. ¿Cómo podemos expresar un algoritmo y cómo los interpretamos?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *